domingo, 16 de abril de 2017

Clase 11 de abril

El taller continúa con el ejercicio de Estructura. Antes de iniciar el día de trabajo, se mantuvo una charla acerca del conflicto docente y su recrudecimiento a partir de los incidentes del último domingo en la Plaza de los Dos Congresos. La intención fue reflexionar juntos acerca del rol que cada uno ocupa en la sociedad a la que pertenece.

Terminado esto, se colgó y los docentes evaluaron el trabajo pedido de tarea - las imágenes de la maqueta general y aquellas que tomaban una parte de ésta para reconocimiento de estructura-. Se realizó un análisis en grupo.

En todas las comisiones se observaron aciertos de los alumnos en esta etapa del proceso: comprensión de estructura espacial; recurso de profundidad en el plano; búsqueda de semejanza estructural sin rigidez y/o literalidad de los elementos compositivos; utilización de la luz-sombra en la realización de la imagen, etc.

A continuación, los docentes salieron con su grupo al ámbito de la facultad a encontrar y fotografiar situaciones semejantes de la estructura analizada. Es decir, se continúa en el espacio plano de la imagen fotográfica pero habiendo incorporado la espacialidad con el trabajo de maqueta. Los nuevos resultados deberían contar con un trabajo estructural de mayor profundidad en el plano y con puntos de vista más elaborados. También se puede buscar el refuerzo de significado - proveniente de la palabra inicial-.

Qué traer para la próxima clase (Pre-entrega)

- todo lo hecho hasta ahora (menos la maqueta)
- dos (2) fotos mínimo, formato 21x15 cm. de estructura hechas en la facultad.
- dos (2) fotos mínimo, formato 21x15 cm. de estructura hechas en ámbitos urbanos.
Las fotografías son en blanco y negro.

Es conveniente hacer un trabajo comparativo de estructuras a medida que el proceso avanza.

Imágenes de Micaela Paoli (clase anterior). 






































lunes, 10 de abril de 2017

Clase 4 de Abril































El taller tuvo como punto de partida la colgada de los trabajos con cursores sobre Organizaciones Formales, impresos en formato A4 y con mención al pie de los distintos aspectos conceptuales del esquicio. También, los alumnos buscaron imágenes aleatorias vinculadas a dicha organización. Se charló grupalmente sobre: par forma-espacio; estructura del campo del cuadro y su potencialidad; indicadores de profundidad en el plano; aspectos semánticos.

Este esquicio dio enlace al primer ejercicio del año: Estructura, que comenzó con la transformación del trabajo bi-dimensional de O.F. a uno tridimensional. En grupos de 3 personas, se construyó con materiales simples, una maqueta que representara las mismas relaciones formales-organizativas dadas por la palabra-idea pero en el espacio real.

A su término, se expusieron juntas y los docentes y alumnos trabajaron distintos aspectos de la tarea: cómo abordar diversos puntos de vista de una misma forma; la comparación entre espacio plano- espacio tri-dimensional; representación literal-abstracta; posibilidades expresivas de la materialidad, de las formas; etc.

Próxima clase:
- traer fotografías de la maqueta completa desde todos los puntos de vista posibles;
- traer fotografías de encuadres o partes de la maqueta en las que se reconozca la estructura,
- traer la maqueta terminada;
- traer cámara fotográfica;
- (según cada comisión) buscar y fotografiar en espacios cotidianos, por ejemplo, la facultad, estructuras semejantes a la construida en la maqueta.

lunes, 3 de abril de 2017

Clase de 28 de Marzo 2017



Bienvenidos a la cursada 2017 de Morfología 1 Cátedra Pescio. Este nuevo ciclo implica para todos los que fuimos formando este grupo de enseñanza, más de 30 años de trabajo dentro de la disciplina que trata sobre las características de la Forma y sus transformaciones.

La finalidad de conocer y adquirir el manejo de la Forma en Diseño Gráfico, es la comunicación por medio del lenguaje visual desarrollado en el contexto socio-cultural de pertenencia. Como  disciplina proyectual, supone un aprendizaje a partir de la acción, un saber hacer que se materializa en dinámicas grupales de taller orientadas a problematizar-proponer soluciones-reflexionar sobre lo hecho, iterativamente.

Estos procesos son la esencia del conocimiento proyectual y demandan participación e involucramiento por parte del alumno. También la toma de consciencia de que él es artífice de su propio camino y el más indicado para llevarlo adelante guiado por el docente.





















El primer día de taller, se llevó a cabo un esquicio sobre Organizaciones Formales, que consistió en elaborar una composición a partir de un concepto dado por una palabra. Los alumnos fueron divididos en grupos de 4 a 6 personas. Cada grupo analizó el significado del término y realizó su representación de forma abstracta (no literal), utilizando un papel afiche como soporte y módulos a repetición como elementos. Finalizando, se expusieron los trabajos y los docentes cerraron el esquicio con una charla general en la que se señalaron tres aspectos interrelacionados:
Nivel conceptual: es la intención dada por la palabra, primer paso en todo planteo de comunicación.
Nivel estructural: las leyes de generación, es decir, cómo se programan las fuerzas que dan orden a los elementos compositivos (organización cerrada, abierta, radial, axial, lineal, caótica)
Nivel operativo: relación o vínculo entre los elementos compositivos reforzando la intención (proximidad, superposición, cercanía con los límites, direccionalidad)

Próxima clase:
-          Traer impresa la composición en formato A4 sobre lámina 35x50.
-          Explicitar cómo están planteados en ella los tres niveles mencionados arriba.
-          Encontrar 4 imágenes en las que se reconozca la misma organización que la realizada en el taller.
Materiales próxima clase:
-          Traer materiales variados para realizar una maqueta, tamaño aproximado 30x30x30 cm. (varillas distintos grosores y flexibilidad, cartones todo sin color),
-          Traer elementos para cortar y pegar,
-          Traer cámara fotográfica

sábado, 26 de noviembre de 2016

"1988-2016"



Alguna vez, esta docente que soy ahora, fue una veinteañera (en esa época no existía el término "millennials") que ingresaba a la UBA con muchas expectativas y con no menos miedos. Miedo a equivocarme y fracasar; a no entender de qué iban las nuevas cosas que enfrentaba; a eternizarme en el CBC. A no encontrar mi lugar en este lugar inmenso que es la Fadu. A no poder construirlo. Ni siquiera sabía que había que construirlo, que depende de cada uno de nosotros. Y esto también se aprende en la facultad.

El tiempo pasa y pasó siempre muy rápido. Me encontré de repente en medio de la carrera, con un montón de información, obligaciones, plazos, más obligaciones... Pero también, me di cuenta que ya estaba en algún lugar, había construido al menos un camino y era mío, y no lo quería dejar. No era lineal, recto, sencillo, manso (casi nunca lo es) pero mejor así, tiene mejor sabor, no "aburre".
También encontré en el camino otros que me acompañaban. De maneras diferentes, compusieron ese momento que fue mi época de facultad. Estaban los pares, los dispares; los de una cátedra, los de otra; los del bar y los de la entrada; el vendedor de cubanitos (único, te felicitaba cuando recibías el título porque veía que entrabas bien vestido por primera vez y con el tubo de láminas en la mano). Y entre tantos "otros" estaban ellos: los docentes. Ad honorem, rentados, JTPs, adjuntos, titulares.

Cada uno en su rol, conformaban algo mayor que era la Cátedra. Y cada una era un universo aparte en el que me sumergía cada día de la semana. Era un lugar dentro de otro lugar, una porción de Fadu que sumada a las demás daban vida a ese organismo que, para cuando yo ingresé, llevaba apenas tres años de vida. 

Ese animal que empezaba a dar sus primeros pasos torpes en la vida académica de la UBA era el Diseño Gráfico. Le iba a faltar bastante tiempo para ser lo que es hoy y estar preparado para dar un nuevo paso, o un salto quizás, como es la reforma del plan de estudios que se está definiendo.
Fueron las primeras cátedras y los primeros docentes que iniciaron la aventura, que se animaron a la alquimia, una presencia que le dio al Diseño sus primeras formas, su aliento inicial, sus raíces y su fuerza. Que visionaron este presente. Y dotaron al diseño de fortaleza y capacidad para seguir creciendo; mutar para acompañar a su época.

Esta cátedra a la que pertenezco - sí, me recibí y el último día después de rendir el último parcial, me dije a mí misma que no podía, no quería irme de acá-, es una de aquellas que tomó el primer riesgo y puso toda la energía, la seriedad, el involucramiento, para consolidar nuestra carrera, darle vida a este animal Fadu. 

Su titular, Silvia Pescio, es la piedra basal y ahora está dejando paso a los docentes que formó, a los que dió su confianza y sabiduría después de haber cumplido un ciclo de más de 30 años al frente de la cátedra, acompañando siempre al equipo y lidiando hasta con los detalles más nimios de este quehacer complejo.

Un agradecimiento inmenso a una persona que siempre se manejó con perfil bajo y con principios altos; nos cuidó tanto a docentes como alumnos; construyó un cuerpo disciplinario que hace escuela. Con su retiro da ejemplo de profesionalismo y corazón.

Valga esta pequeña recapitulación de una docente más, en representación de todos los que conformamos este gran equipo que sigue adelante y va por más!!!

25 de noviembre, 2017